Oaxaca año 2004, en la búsqueda de mezcales destilados en ollas de barro el Pescador de Sueños encuentra un “palenque” cuya simplicidad se convierte en magia, seguido por el entorno de su naturaleza, donde algunas especies de agave crecen sin estrés debido a las condiciones climáticas, ese fue el momento en que Tío Fernando ofrece un mezcal de coyote y se convirtió en uno de los preferidos del Pescador. Después de un largo viaje posicionando las marcas de mezcales de Santa Sabia en Europa y otras partes del mundo, el Pescador de Sueños decide invertir en este tesoro de palenque ancestral. La creación de Tío Pesca define el momento actual de Santa Sabia vinculado al pasado, expresado en un mezcal endémico de Sola con sus 4 variedades; Coyote, Mexicano, Tobalá y Arroqueño.